InicioSaludEnfermedades y patologíasVirus Respiratorio Sincitial (VRS)

Virus Respiratorio Sincitial (VRS)

El virus respiratorio sincitial (VRS) es una causa frecuente de patología respiratoria, a menudo grave y con el potencial de provocar epidemias1.

El VRS es la causa más común detrás de la bronquiolitis y una causa común de infecciones del tracto respiratorio inferior en lactantes y niños pequeños2. En los países desarrollados, la bronquiolitis es la principal responsable de algunas enfermedades graves del tracto respiratorio inferior y de la hospitalización de los niños menores de 2 años3.

En España, en el periodo 2012 - 2020, el 9,1% de todos los pacientes ingresados en hospitales por infecciones agudas del tracto respiratorio inferior lo hicieron por patologías relacionadas con el VRS. De ellos, el 70,6% recibieron un diagnóstico de bronquiolitis aguda por VRS, el 24,6% de infección por VRS y el 4,8% de neumonía causada por VRS4.

1. ¿Qué es el VRS?

El virus respiratorio sincitial humano (VRS) es un virus RNA que pertenece a la familia Pneumoviridae5.
Estructuralmente es un virus esférico, con envoltura5.
Existen dos tipos diferentes (VRS-A y VRS-B) en función de sus características antigénicas5.

El VRS es un virus:

  • Muy contagioso6,7

Se transmite por el contacto cercano con personas infectadas o por el contacto con una superficie contaminada. Las partículas del VRS pueden sobrevivir en superficies contaminadas durante periodos prolongados, incluyendo la piel (30 minutos), tejidos (2 horas), guantes (5 horas) y muebles (7 horas).

  • Estacional8-10

La mayor incidencia del VRS suele coincidir con la temporada de gripe y generalmente ocurre entre el final del otoño y el principio de la primavera.
La enfermedad todavía tiene un elemento de imprevisibilidad: su estacionalidad varía de un lugar a otro y de un año a otro.

  • Una causa común de infecciones respiratorias agudas (IRA)6,7,10

Si bien la mayoría de las personas experimentan síntomas leves que se resuelven por sí solos, en algunos casos la infección respiratoria aguda (IRA) asociada al VRS puede causar síntomas respiratorios graves. La IRA asociada al VRS que afecta las vías respiratorias inferiores puede provocar bronquiolitis y neumonía.

2. ¿Cómo se propaga?

El VRS se transmite de persona a persona a través de11:

  • Gotitas respiratorias infectadas emitidas al toser o estornudar

  • Contacto directo con el virus, como, por ejemplo, al besar la cara de un niño con infección por VRS

  • Tocar un objeto o superficie infectado con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos

3. Manifestaciones clínicas

Las manifestaciones clínicas más comunes según el rango de edad son:

4. ¿Quién está en riesgo de contraer la enfermedad?

Personas de todas las edades, tanto sanas como con patologías de base, son susceptibles a la infección por VRS12,13. En algunas personas el VRS se puede manifestar como una gripe; sin embargo, hay grupos de población en los que puede tener consecuencias mucho más graves7,9,14,15:
Niños prematuros y menores de 6 meses
Niños menores de 2 años con condiciones médicas crónicas
Adultos mayores (≥65 años)
Personas inmunodeprimidas
Personas con enfermedades médicas de base, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la insuficiencia cardíaca crónica (ICC)

5. Prevención del VRS

La población con síntomas similares a los del resfriado puede tomar medidas para prevenir la propagación del VRS, como son16:

  • Al toser o estornudar, cubrirse con un pañuelo o la manga de la camiseta, no con sus manos

  • Lavarse las manos con jabón y agua durante al menos 20 segundos

  • Evitar el contacto cercano (p. ej., besar, dar la mano, compartir tazas y utensilios para comer) con otras personas

  • Limpiar las superficies de contacto frecuente (p. ej., picaportes y móviles)

6. El VRS en niños

El VRS es un virus muy infeccioso, especialmente en bebés y niños pequeños. Los bebés pueden ser muy susceptibles al VRS debido a su dificultad para crear anticuerpos por sí mismos y porque sus vías respiratorias son particularmente vulnerables a la inflamación y la obstrucción17.

Se estima que a nivel global ocurren 33 millones de casos de enfermedad del tracto respiratorio inferior por VRS al año en menores de 5 años, y 1 de cada 5 casos ocurren en menores de 6 meses4.

Algunos datos sobre el VRS en niños en España:

  • Las infecciones por VRS son la principal causa de hospitalización en lactantes en nuestro país3.

  • La tasa de hospitalización por VRS en menores de 1 año, alcanzó niveles de 263,42 por 100.000 habitantes entre 2012 y 20204.

  • En España, se ha visto que la tasa de letalidad en niños hospitalizados con diagnóstico de neumonía por VRS es casi 6 veces superior que en los diagnosticados de bronquiolitis o bronquitis en el  periodo comprendido entre 2012 y 2018 (0,57 % vs. 0,1 % respectivamente)18.

​​7. El VRS en ​​​adultos

Algunos adultos tienen un mayor riesgo de mortalidad y de desarrollar otras enfermedades asociadas al VRS7. La cardiopatía crónica, la EPOC, el asma y otras enfermedades son factores de riesgo para la enfermedad grave por VRS7. Además, en España se ha visto que:

  • El VRS puede causar enfermedad grave en los adultos, particularmente en los mayores, en adultos con enfermedades pulmonares crónicas e inmunocomprometidos, pero también en adultos mayores sanos4.

  • Las hospitalizaciones por VRS en nuestro país son más frecuentes que las causadas por la gripe4.

  • En adultos de 60 años y mayores, aunque la tasa de hospitalización por gripe es superior a la de hospitalización por VRS, hay más mortalidad intrahospitalaria en los casos de VRS4.

  • La mortalidad intrahospitalaria asociada al VRS aumenta exponencialmente con la edad, lo que representa un mayor riesgo para los adultos mayores y, en particular, para los pacientes vulnerables y de alto riesgo4.

PP-UNP-ESP-1093. Junio 2023.

Referencias

  1. Long SS, Pickering L, Prober CG. Principles and Practice of Pediatric Infectious Diseases: Fourth Edition2012. 1-1712 p. 

  2. Smith DK, Seales S, Budzik C. Respiratory Syncytial Virus Bronchiolitis in Children. Am Fam Physician. 2017;95(2):94-9. 

  3. Heppe Montero M, Gil-Prieto R, Walter S, Aleixandre Blanquer F, Gil De Miguel Á. Burden of severe bronchiolitis in children up to 2 years of age in Spain from 2012 to 2017. Hum Vaccin Immunother. 2022;18(1):1883379. 

  4. Heppe-Montero M, Gil-Prieto R, Del Diego Salas J, Hernández-Barrera V, Gil-de-Miguel Á. Impact of Respiratory Syncytial Virus and Influenza Virus Infection in the Adult Population in Spain between 2012 and 2020. Int J Environ Res Public Health. 2022;19(22). 

  5. Griffiths C, Drews SJ, Marchant DJ. Respiratory Syncytial Virus: Infection, Detection, and New Options for Prevention and Treatment. Clin Microbiol Rev. 2017;30(1):277-319. 

  6. Bueno SM, González PA, Cautivo KM, Mora JE, Leiva ED, Tobar HE, et al. Protective T cell immunity against respiratory syncytial virus is efficiently induced by recombinant BCG. Proc Natl Acad Sci U S A. 2008;105(52):20822-7. 

  7. Hartnett J, Donga P, Ispas G, Vandendijck Y, Anderson D, House S, et al. Risk factors and medical resource utilization in US adults hospitalized with influenza or respiratory syncytial virus in the Hospitalized Acute Respiratory Tract Infection study. Influenza Other Respir Viruses. 2022;16(5):906-15. 

  8. Hall CB, Weinberg GA, Blumkin AK, Edwards KM, Staat MA, Schultz AF, et al. Respiratory syncytial virus-associated hospitalizations among children less than 24 months of age. Pediatrics. 2013;132(2):e341-8. 

  9. Cdcgov. For Healthcare Professionals: RSV (Respiratory Syncytial Virus) | CDC: @CDCgov; 2023 [updated 2023-04-26T05:23:34Z. Available from: https://www.cdc.gov/rsv/clinical/index.html

  10. Hamid S, Winn A, Parikh R, Jones JM, McMorrow M, Prill MM, et al. Seasonality of Respiratory Syncytial Virus - United States, 2017-2023. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2023;72(14):355-61. 

  11. Cdcgov. Transmission of RSV (Respiratory Syncytial Virus) | CDC: @CDCgov; 2023 [updated 2023-04-27T05:56:47Z. Available from: https://www.cdc.gov/rsv/about/transmission.html

  12. Acog. Webinar: Respiratory Syncytial Virus: The Need for a Maternal Immunization Strategy 2023 [Available from: https://www.acog.org/en/education-and-events/webinars/respiratory-syncytial-virus

  13. Talbot HK, Belongia EA, Walsh EE, Schaffner W. Respiratory Syncytial Virus in Older Adults: A Hidden Annual Epidemic. Infectious Diseases in Clinical Practice. 2016;24(6):295-302. 

  14. Hansen CL, Chaves SS, Demont C, Viboud C. Mortality Associated With Influenza and Respiratory Syncytial Virus in the US, 1999-2018. JAMA Netw Open. 2022;5(2):e220527. 

  15. Cdcgov. RSV in Infants and Young Children | CDC: @CDCgov; 2022 [updated 2022-11-04T03:48:30Z. Available from: https://www.cdc.gov/rsv/high-risk/infants-young-children.html

  16. Cdcgov. Prevención de la infección por el virus respiratorio sincitial (VRS) | CDC: @CDCgov; 2023 [updated 2023-01-10T06:23:53Z. Available from: https://www.cdc.gov/rsv/about/prevention-sp.html

  17. Simpson MD, Kieke BA, Jr., Sundaram ME, McClure DL, Meece JK, Sifakis F, et al. Incidence of Medically Attended Respiratory Syncytial Virus and Influenza Illnesses in Children 6-59 Months Old During Four Seasons. Open Forum Infect Dis. 2016;3(2):ofw081. 

  18. Heppe-Montero M, Walter S, Hernández-Barrera V, Gil-Prieto R, Gil-de-Miguel Á. Burden of respiratory syncytial virus-associated lower respiratory infections in children in Spain from 2012 to 2018. BMC Infect Dis. 2022;22(1):315.