InicioComprometidosCon los pacientesInnovación para el pacienteQué es la medición de resultados en salud y cómo beneficia a los pacientes

Qué es la medición de resultados en salud y cómo beneficia a los pacientes

En los últimos años ha aumentado significativamente la cantidad de datos sobre salud que se recogen lo que se une a una mejora de las herramientas para procesarlos, analizarlos y obtener de esos datos información relevante y útil. Una información que ayuda a los responsables sanitarios y a las autoridades reguladoras a determinar, por ejemplo, el impacto de las novedades tecnológicas y terapéuticas y así tomar decisiones basadas en valor sobre la aprobación de nuevos tratamientos, sobre cómo optimizar la inversión, mejorar el abordaje de la enfermedad, etc.

Es la conocida como medición de resultados en salud, un enfoque que, si bien nace en EEUU en la primera mitad del siglo XX, no ha cobrado relevancia hasta comienzos de s. XXI, especialmente a raíz de la digitalización de procesos y la irrupción de nuevas tecnologías que simplifican la gestión masiva de datos, como el Big Data.

La medición de resultados se ha basado tradicionalmente en datos clínicos, informes médicos y pruebas diagnósticas, dando escaso peso a la percepción personal del usuario del sistema, el paciente. Pero ese desequilibrio está cambiando, los responsables sanitarios y las agencias reguladoras buscan dar más peso al paciente, ponerle en el centro del sistema. Y eso pasa por escuchar su voz, tener en cuenta sus preferencias y necesidades a la hora de tomar decisiones.

En el caso de la medición de resultados esa tendencia ha tenido su reflejo en la aparición y generalización de un concepto, los PRO (‘patient reported outcome’ por sus siglas en inglés), resultados comunicados por el paciente. Entendiéndose por PRO todo resultado evaluado directamente por el propio paciente y basado en su percepción de la enfermedad y su tratamiento. Los PRO se pueden recabar mediante entrevistas, aunque la forma más común son las encuestas, que cada vez más se realizan en formato digital, lo que agiliza su procesamiento.

Existen distintos tipos de PRO, algunos más básicos, que miden el grado de los síntomas físicos percibidos por el paciente, como el dolor. Y otros más complejos, en los que intervienen múltiples factores. El más común de este segundo tipo sería la CVRS, la calidad de vida relacionada con la salud, un concepto que responde a una concepción holística de la salud.

Calidad de vida relacionada con la salud

Y es que la OMS define la salud, ya no solo como la ausencia de enfermedad, sino como un estado de completo bienestar físico, mental y social1. Y bajo esa perspectiva, la evaluación de la salud no puede limitarse a los factores clínicos tradicionales sino que debe valorar el efecto percibido que la enfermedad o el tratamiento tienen sobre el individuo en su contexto individual, familiar y social. Para ello se miden parámetros como el grado de salud alcanzado o mantenido, el tiempo de recuperación y retorno a las actividades cotidianas, la naturaleza de las recurrencias, etc.

Por ejemplo, la propia Agencia Europea de Medicamentos destaca en un documento sobre CVRS que este tipo de información puede ser importante para la elección de un tratamiento frente a otro en la práctica clínica cuando ambos tengan perfiles similares de seguridad y eficacia2.

En resumen, y aunque todavía tenga mucho margen de crecimiento y mejora en su aplicación, el avance de la medición de resultados en salud, incluyendo la percepción del paciente (PRO) y un enfoque holístico de la salud (CVRS), representa una oportunidad para los pacientes, para que su voz se tenga en cuenta en las decisiones que afectan a su propia salud.

Referencias

  1. Organización Mundial de la Salud – Constitución https://www.who.int/es/about/governance/constitution

  2. European Medicines Agency. Committee for medicinal products for human use. Reflection paper on the regulatory guidance for the use of health-related quality of life (HRQL) measures in the evaluation of medicinal products. Doc. Ref. EMA/CHMP/EWP/139391/2004