Aportaciones para una estrategia en Terapia Génica para el Sistema Nacional de Salud

Aportaciones para una estrategia en Terapia Génica para el Sistema Nacional de Salud
Click en la imagen para ver el documento

La Terapia Génica es un tratamiento prometedor en patologías de origen genético, ya que, con una única administración, puede restaurar el funcionamiento de células y tejidos en aquellos pacientes que presentan una enfermedad debido a una alteración genética. Dentro de las terapias avanzadas, estas son las que actualmente concentran un mayor número de ensayos clínicos y las que muestran los resultados más prometedores, ya que proporcionan un beneficio al restablecer el funcionamiento del gen o genes defectuosos.

Para instaurar las bases que llevarán estos procedimientos médicos a nuestro SNS, un panel de 24 expertos multidisciplinar (clínica, legal, económica, farmacéutica, gestión sanitaria, bioética, grupos de pacientes, entre otros),han elaborado junto a Pfizer el documento ‘Aportaciones para una estrategia en Terapia Génica para el Sistema Nacional de Salud’, que se ha presentado en el Congreso de los Diputados. En este, los expertos parten de las particularidades de este tipo de tratamientos para hacer un recorrido por los retos y las necesidades que se plantean en nuestro sistema sanitario. Al mismo tiempo, se ofrecen distintas recomendaciones que tienen como fin favorecer el acceso a la Terapia Génica en España promoviendo, de esta manera, la calidad, equidad y sostenibilidad del sistema. 

Para hacer frente a los retos que se plantean, los expertos han elaborado un decálogo de actividades a tener en cuenta y desarrollar:

  1. Estrategia Nacional de Terapia Génica. El Ministerio de Sanidad deberá liderar esta primera fase en la que se diseñará una Estrategia Nacional de Terapia Génica que cuente con el respaldo del Consejo Interterritorial del SNS.  
  2. Liderazgo político de Sanidad. El Ministerio tiene que priorizar la puesta en marcha de esta Estrategia Nacional proporcionando los recursos humanos, técnicos y jurídicos requeridos para ello.
  3. Innovación en la gestión. Se debe apostar por el diseño y la puesta en marcha de nuevas fórmulas de gestión que puedan dar respuesta a los retos de desarrollo y acceso que plantean estas terapias avanzas.
  4. Nuevo sistema de evaluación específico para la Terapia Génica. Estos tratamientos tienen unas características particulares que llevarán al SNS a diseñar y poner en marcha un sistema adaptado a las especificidades de estos y de las patologías a las que se dirigen.
  5. Digitalización del sistema sanitario. Avanzar hacia un proceso de digitalización de la práctica clínica es fundamental para el desarrollo de estos tratamientos. 
  6. Apuesta decidida por la investigación en terapias avanzadas. Impulsar la inversión en recursos públicos destinados a la I+D+i en todas sus fases, incluyendo la modernización y flexibilización de los centros de investigación.
  7. Colaboración público-privada. Construir un nuevo marco de relación entre la Administración Pública y la industria farmacéutica para promover la cooperación entre ambos agentes y favorecer de esta manera la llegada de nuevos tratamientos.
  8. Apoyo a los centros de referencia. Es necesario mejorar el sistema de financiación de los centros de referencia para asegurar la equidad y la dotación adecuada de recursos económicos, humanos y técnicos que permita ofrecer una asistencia óptima a todos los candidatos a Terapias Génicas.
  9. Formación a pacientes. Mejorar la comunicación y conocimiento sobre este tipo de tratamientos en los pacientes, para ello se deberán realizar distintas actividades formativas que también deben plantearse para el personal sanitario.
  10. Registro de pacientes. Desarrollar un registro de pacientes de Terapia Génica a nivel internacional que deberá contar con la colaboración de las distintas administraciones, sociedades científicas y asociaciones de pacientes.