Conservación de los medicamentos

Fecha actualización: 04/07/2005
Pfizer España

El 30% de las intoxicaciones infantiles se producen a causa de los medicamentos, que atraen a los niños por su particular envasado.

En las casas en las que hay niños se recomienda que el botiquín esté cerrado con llave y guardar allí todos los medicamentos que puedan suponer un riesgo alto para los niños si por accidente los ingirieran.

Según las estadísticas, la mayoría de las intoxicaciones son accidentales, excepto en el caso de los adolescentes, en las que aparece también como causa el intento de suicidio.

A veces las intoxicaciones se producen por una mala dosificación en determinadas sintomatologías y frente a ciertos medicamentos con componentes que pueden dañar la salud del paciente si no se administran adecuadamente.

El almacenamiento

No es recomendable seguir la extendida costumbre de ubicar el botiquín en el cuarto de baño ya que es el lugar más húmedo de la casa y uno de los más calientes y los medicamentos necesitan de un ambiente seco y fresco.

Otro lugar de la casa que alcanza altas temperaturas es la cocina, donde también se desaconseja ubicar el botiquín, ya que las subidas y bajadas de temperatura pueden afectar a los componentes del medicamento.

Un ejemplo: la aspirina con el calor puede llegar a tener la misma composición que el vinagre, un gran irritante estomacal.

En general, una temperatura inadecuada, el ambiente húmedo y luz inadecuada puede provocar que los activos del medicamento se queden sin efecto o incentivarlos hasta volverlos tóxicos.

Las condiciones ideales de almacenamiento son las siguientes:

  • Lugar con temperatura no superior a 22ºC ni inferior a 15ºC.
  • Humedad menor del 85%.
  • No exposición directa a la luz solar.

En todo caso, los medicamentos tienen que estar fuera del alcance de los niños; respetar al máximo las condiciones originales del envase, -por ejemplo, mantener el algodón en aquellos que lo tuvieran para evitar la humedad dentro del frasco-; no consumir aquellos medicamentos que tengan un aspecto anormal, esto es, que estén más blandos o más duros de lo normal, o con el color diferente; consultar con el farmacéutico el lugar adecuado para mantener el medicamento adquirido.

En caso de viaje, es imprescindible llevar una lista con los medicamentos que se están consumiendo y el teléfono del médico de cabecera y el farmacéutico; es importante llevarlos en el bolso de mano de modo que se corra menos riesgo de perderlos; hay que tener cuidado de no dejarlos en el coche, donde la temperatura puede subir si está expuesto al sol.

Información relacionada

Entender el prospecto de un medicamento

Es importante leer el prospecto del medicamento, aunque nos haya sido recetado por el médico, de un lado, porque en él tendremos por escrito, y a modo de recordatorio, la información que nos dio el médico; y de otro lado, porque en el caso de haber olvidado comentar al médico alguna alergia u otra información, en el prospecto encontraremos la información para saber si lo podemos utilizar o no.

Caducidad y reciclaje

El motivo por el cual es importante revisar periódicamente los medicamentos que se encuentran en casa es que éstos pueden causar daños indeseados. Guardando sólo los necesarios, se reducen las posibilidades de riesgo.

Uso responsable de los medicamentos

Cada paciente ha de consultar previamente con su médico de cabecera el uso de un medicamento, de modo que sea una garantía para su salud y sea adecuado para el tratamiento de la dolencia.

Uso racional de los antibióticos

El descubrimiento ocasional de la penicilina, que cumplió el año pasado 70 años, supuso todo un hito en la historia de la medicina que se concretó en una reducción importante de la mortalidad producida por las infecciones y con ello, un notable incremento de la esperanza de vida.

Recomendaciones importantes sobre el uso de medicamentos

Al adquirir el medicamento, es importante leer el prospecto para saber cuál es el modo de dosificación adecuada.

Importancia del cumplimiento terapéutico

Es obligatorio seguir estrictamente las recomendaciones del médico a lo largo de todo un tratamiento, ya que de lo contrario se corre el riesgo de agravar la situación y aumentar así la posibilidad de ingreso hospitalario.

Peligros de la automedicación

La automedicación se define como el consumo de medicamentos sin la intervención de los profesionales de la salud.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2017 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2018.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694