Tomar el sol

Fecha actualización: 07/09/2007

La tierra está sometida a radiaciones de distintos tipos. La capa de ozono y de oxígeno de la atmósfera evitan que los rayos gamma y los rayos X penetren hasta la tierra, pero en cambio, la radiación ultravioleta, los rayos UVA y UVB, si que consiguen atravesar esta capa y llegar hasta nosotros. Los rayos UVA es la responsable de la pigmentación inmediata y los rayos UVB estimulan la formación de vitamina D, aumento del estrato córneo de la piel (hiperqueratosis), debilitamiento del sistema inmunológico y aparición del cáncer de piel. Ambas radiaciones provocan la formación de radicales libres que alteran el funcionamiento normal de la célula con su posterior degeneración.

El 90% de los cambios que sufre la piel humana son debidos al envejecimiento prematuro de las células cutáneas, motivados por los daños de la radiación ultravioleta.

El organismo posee unas determinadas defensas frente a las agresiones solares, por un lado se aumenta la fabricación de melanina (sustancia responsable del color de la piel) y por otro lado se produce una hiperquetarosis (engrosamiento del estrato córneo de la piel).

  • La primera medida, en todo tipo de piel, debe ser el aplicarse como mínimo un factor 15 de protección solar.
  • A partir de ahí y dependiendo de: la sensibilidad cutánea de cada individuo, la dosis de radiación incidente, el ángulo de incidencia del sol y la duración de exposición al sol, se deberá aplicar una crema con una protección adecuada.
  • El factor de protección solar es la relación que existe entre el tiempo necesario para la aparición de un eritema solar, usando un filtro solar , y el tiempo necesario que haría falta para generar el mismo eritema sin filtro. Un factor de proteccion 20, permite exponerse al sol 20 min como si se hubiera estado expuesto solo 1 min.
    • Protección mínima: índices 2 a 4
    • Protección moderada: índices 4 a 6
    • Protección extra: índices 6 a 8
    • Protección máxima: índices 8 a 15
    • Protección ultra: índices superiores a 15
  • Se debe aplicar unos 20 a 30 minutos antes de exponerse al sol y se debe renovar cada 2 o 3 horas para evitar que se pierda el efecto.
  • Se debe evitar las horas de mayor incidencia solar, entre las 11 y las 16 horas.
  • Es conveniente que el bronceado sea progresivo, al principio exposiciones cortas y luego ir aumentando el tiempo. El primer día solo 15 min., luego ir aumentando 10 min. cada día.
  • Los días nublados también debe usarse crema con protección, ya que las radiaciones atraviesan las nubes.
  • Evitar el uso de colonias y desodorantes cuando se vaya a tomar el sol
  • Después de tomar el sol, darse una ducha e hidratar la piel.
  • Usar sombrero, ropa adecuada y gafas solares (el sol penetra por el cristalino y puede favorecer la aparición de cataratas).
  • En la montaña se debe utilizar crema con fotoprotección más alta ya que el riesgo de padecer una quemadura se incrementa un 4% cada 300 metros de altura.
  • Usar crema con fotoprotección más alta para las zonas más sensible, como puede ser la cara, los párpados, los labios, las manos y la nariz.
  • Use crema resistente al agua, el baño hace que la piel sea más sensible al sol.
  • Aporte de vitaminas antioxidantes, actúan como neutralizantes de los radicales libre, como son la vitamina E, principalmente y en menor medida la vitamina C y A.
  • Existen determinados grupos de riesgo: los niños tienen una piel más fina y sensible; los ancianos tienen el sistema inmunológico debilitado y algunas personas que padecen enfermedades como vitíligo, herpes, albinismo, cicatrices y algunos tipos de acné. Los niños de menos de 6 meses no deben exponerse al sol.
  • Es necesario acudir a un dermatólogo cuando exista una cambio en la coloración de la piel, un cambio en el tamaño, color o forma de lesiones preexistentes, si aparece sangrado, picor o dolor en una zona en concreto, etc.
  • El sol agrava el problema de las varices, por eso las personas que tengan problemas de varices, deben tener cuidado a la hora de tomar el sol.
  • Las embarazadas también deberán tener cuidado con el sol ya que, el embarazo, es una época en la que la aparición de manchas cutáneas se ve incrementada.
  • Algunos medicamentos aumentan la hipersensibilidad de la piel al sol, por eso será necesario, si está tomando algún fármaco, que pregunte a su médico la conveniencia de tomar el sol.
  • Evitar el bronceado cosmético (rayos UVA).
Documento avalado por:
Clínica Universitaria. Universidad de Navarra

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2017 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2018.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694