Reanimación cardiopulmonar

Fecha actualización: 07/09/2007

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

  • A: Permeabilidad de la vía aérea
  • B: Control de la respiración
  • C: Control de la circulación

En primer lugar hay que hacer un diagnóstico del nivel de conciencia de la persona, para eso se le estimula preguntándole si se encuentra bien y se le mueve por los hombros para ver si reacciona.

Si la persona no reacciona se deberá activar el Sistema de Emergencia (tel. 112), para ello se solicitará que una persona pida ayuda, mientras nosotros nos quedamos atendiendo a la víctima.

A: Permeabilidad de la vía aérea

Para observar si una persona respira:

  • MIRO: la expansión del tórax
  • ESCUCHO: ruidos respiratorios
  • SIENTO: aire en mis mejillas

Procedimiento:

  • Si respira se le colocará en posición lateral de seguridad.
  • Si no respira, entonces:
    • Colocación de la cabeza : Si la persona está inconsciente es probable que la lengua obstruya la vía aérea, impidiendo el paso de aire. Para ello realizaremos estas maniobras:
      • Hiperextensión frente-nuca ó frente-mentón: se colocará una mano sobre la frente de la víctima y la otra en la nuca o en el mentón, después se empuja, con la mano de la frente, hacia atrás.
      • Triple maniobra: en el caso de que se sospeche lesión cervical: se agarran los ángulos de la mandíbula y se elevan con ambas manos hacia delante, teniendo cuidado de no mover la cabeza ni el cuello.
         Reanimación cardiopulmonar
    • Limpieza de la vía aérea: La limpieza se llevará a cabo con un "barrido digital", para ello colocaremos el dedo índice en forma de gancho y desde de la garganta hacia la lengua realizaremos una limpieza de la vía. Se deben retirar la dentadura postiza si existiera, chicles, caramelos. Si existieran secreciones o vómitos se limpiaran con un pañuelo.
    • Se realizan dos respiraciones boca-boca
    • Si tras realizar estas maniobras no existe permeabilidad de la vía aérea se ha de sospechar la existencia de algún cuerpo extraño en la garganta, para sacarlo realizaremos la maniobra de Heimlich.

B: Control de la respiración

La ventilación tiene como objeto el hacer llegar oxígeno hasta los pulmones, para ello realizaremos la respiración boca-boca ó boca-boca y nariz:

  • Se deberá hiperextender el cuello, para ello se puede colocar debajo del cuello una chaqueta o una toalla.
  • El auxiliador se coloca a la derecha de la víctima, tapa la nariz con el pulgar y el índice de su mano izquierda y con la mano derecha se sujeta la mandíbula, abriendo la boca.
  • El auxiliador inspirará profundamente, sellará con su boca la boca del accidentado (boca y nariz si es un lactante), observará que el tórax de la persona se eleva y después se retira para permitir el vaciamiento pasivo de los pulmones.
  • Si el torax no se eleva se debe revisar si hay algo bloqueando la vía aérea e intentar quitarlo.
  • Se realizarán dos ventilaciones.

Después de realizar dos ventilaciones, es el momento de controlar el pulso.

C: Control de la circulación

Hay que comprobar si existe pulso central:

  • Para palpar la arteria carótida, la localizaremos entre la traquea (nuez) y el músculo esternocleidomastoideo.
    Control de la circulación: comprobación del pulso en la carótida
  • Si no tiene pulso se debe empezar con las compresiones torácicas.
  • Compresiones torácicas: el paciente debe estar boca arriba y sobre una superficie dura. Se palpan las costillas hasta localizar la punta del esternón. Se colocan los dedos indice y medio de la mano derecha y a continuación el talón de la mano izquierda. Entonces situamos la mano derecha sobre la izquierda, agarrando los dedos.
  • Los brazos deben estar rectos, no hay que doblar los codos, de modo que la compresión del tórax sea perpendicular al esternón y la fuerza se haga con el cuerpo. Las manos no deben separarse del tronco y no ser cambiadas de posición.
  • Las compresiones deben ser rapidas, fuertes y sin pausa. Se deben contar segun se van realizando.
    • En adultos y niños mayores de 8 años, el esternón debe descender de 4 a 5 cm.
    • En niños de 1 a 8 años debe descender de 4 a 5 cm.
    • En niño de menos de 1 año de 2 a 3 cm (de un tercio a la mitad de su profundidad). Se colocarán 2 ó 3 dedos sobre el esternón, justo debajo de los pezones. La otra mano se coloca sobre la frente manteniendo la cabeza inclinada hacia atras.
      Realización de las maniobras de compresión torácica.

¿Cómo se realiza?

En adulto

  • Se realizan 30 compresiones torácicas (2com /sg) /2 ventilaciones boca a boca (6 sg/ 2 ventilaciones)
  • Se deben realizar 4 ciclos completos en 2 minutos.

En niño de 1 a 8 años

  • Se realizan 5 compresiones toracicas /1 ventilacion boca a boca.
  • Las compresiones se hacen con una mano. Las ventilaciones se hacen sin dar soplidos grandes, completos y fuertes.

En lactantes hasta 1 año

  • Se realizan 5 compresiones toracicas /1 ventilacion boca a boca y nariz.
  • Las compresiones se hacen con dos dedos. Las ventilaciones se hacen sin dar respiraciones, grandes completas y fuertes.

Despues de 1 minuto, revisar de nuevo si hay señales de circulación. Si no se recupera hay que seguir con la reanimación y comprobar si tiene pulso cada minuto.

Cuando no realizar la R.C.P

  • Cuando la muerte sea evidente: p.ej. salida de masa encefálica por fractura cerebral, rigidez, livideces etc...
  • Evolución terminal de una enfermedad incurable del paciente.
  • Cuando se sepa que han pasado más de 10 minutos de parada cardiorrespiratoria, a excepción de ahogamiento, hipotermia e intoxicación barbitúrica.
  • Si no se tiene seguridad de que se cumplen estos requisitos, ante la duda se iniciaran las maniobras de resucitación.

Cuando finalizar la R.C.P

  • Cuando tras 30 minutos de reanimación no haya resultados positivos.
  • Cuando tras haberse iniciado la R.C.P básica se confirma que era el final de una enfermedad incurable.
  • Si el paciente recupera la circulación y ventilación espontáneas efectivas.
Documento avalado por:
Clínica Universitaria. Universidad de Navarra

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Nutrición en la edad escolar

El periodo escolar comienza a los 6 años, momento en el que el niño inicia la escuela, y termina con la aparición de los caracteres sexuales secundarios (comienzo de la pubertad), generalmente hacia los 12 años, aunque este momento puede variar, por alargarse en algunos niños la etapa prepuberal y por las diferencias que existen entre los niños y niñas en cuanto al inicio de la pubertad.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694