Picaduras y mordeduras

Fecha actualización: 07/09/2007

Arácnidos

Arañas: su picadura provoca una reacción inflamatoria intensa con dolor, calambres en el miembro afectado y edema local. Puede dar manifestaciones más graves como bradicardia, sudoración, contracturas musculares, hipertensión arterial y convulsiones. Se debe permanecer en reposo, desinfectar la zona de la picadura, colocar compresas frías, elevar el miembro afectado y acudir al centro médico más cercano si existen manifestaciones graves. Es aconsejable, si es posible, llevar el animal para ver exactamente cual es.

Garrapatas: Producen una reaccion local con picor y enrojecimiento. A los 3-4 días de haberse fijado a la piel de la persona comienza a inflamarse la zona de la picadura con dolor e intenso picor. Pueden causar una enfermedad infecciosa llamada "fiebre botonosa mediterránea". Se debe extirpar con mucho cuidado de no dejarse el aparato bucal de la garrapata, para ello se intenta matar la garrapata con aceite y después con unas pinzas se intenta separar de la piel. Es necesario desinfectar el lugar de la herida, administrar la vacuna antitetánica y en ocasiones tomar antibióticos (tetraciclinas).

Escorpiones: su picadura provoca intenso dolor, inflamación de la zona y edema que desaparece a las 48 horas. No suelen ser graves en el adulto pero sí en niños pequeños. Se debe limpiar y desinfectar la zona con agua y jabón y se debe aplicar un desinfectante que no coloree la piel. Colocar compresas frias y acudir cuanto antes a un centro médico.

Insectos (abeja, avispa, abejorro, hormiga etc...)

Generalmente son leves, produciendo inflamación local que se resuelve espontáneamente en horas. Si el paciente es alérgico, son picaduras múltiples o la picadura se localiza en la zona de la boca o la garganta, entonces si pueden ser potencialmente graves y se deberá acudir al centro médico de inmediato. Se debe lavar la zona de la picadura con agua y jabón. Aplicar una compresa encima de la picadura empapada en vinagre, amoniaco rebajado o hielo.

Para extraer un aguijón, se raspa con la parte roma de un cuchillo u otro objeto de borde recto a lo largo del aguijón. No se deben usar pinzas, ya que pueden apretar el saco de veneno e incrementar la cantidad de veneno liberado en la herida.

Luego, se lava el sitio completamente con agua y jabón. Se aconseja aplicar hielo envuelto en un pedazo de tela u otra cubierta apropiada sobre el sitio de la picadura en intervalos de 10 minutos.

Las personas que son alérgicas deben llevar una placa identificadora y un estuche con un antihistamínico y adrenalina para el caso de un tratamiento de urgencia.

Serpientes

Las mordeduras de serpientes en estas zonas no suelen ser venenosas, a menos que se trate de una víbora.
En primer lugar hay que mantener la calma y tranquilizar a la víctima. A la inspección cuidadosa de la zona lesionada, se observarán dos pequeñas heridas lineales, separadas entre sí por 1 cm. Se debe inmovilizar la extremidad afectada y limpiar la herida con agua y sin frotar. Mantener a la persona en reposo hasta que llegue ayuda médica.

Se evitaran incisiones, succiones bucales, torniquetes, aplicaciones de hielo y cauterizaciones.

Se deberá acudir a un centro médico lo más pronto posible para observación de la persona durante 12-14 horas, realizar profilaxis antitetánica y en algunos casos administrar sueros antiviperinos.

Animales domésticos

El tratamiento de la herida consiste en le cepillado con agua y jabón. Si existe hemorragia comprimir la herida hasta que cese de sangrar. Cubrir la herida con un apósito estéril y acudir a centro médico de inmediato para profilaxis antitetánica y vacunación antirrábica (en caso necesario). Si se sospecha que el animal está afectado por la rabia es conveniente capturarlo y llevarlo al veterinario.

Animales marinos

Las picaduras son generalmente muy dolorosas y pueden acarrear reacciones generales en algunos casos. Los síntomas son dolor intenso, inflamación y picor y ronchas.

Se debe, en la medida de lo posible identificar al ejemplar que haya producido la lesión. Se mantendrá al afectado en reposo. Se debe lavar la herida con agua de mar, nunca con agua dulce, sin frotar para no hacer estallar las bolsas de veneno. Se intentará retirar la espina o restos de medusa con pinzas o navaja y protegiéndose las manos con guantes. Es conveniente lavar la zona con vinagre o amoniaco rebajado con agua. Si fuera posible, aplicar hielo o agua con hielo cubierto con una bolsa de plastico, para que el agua dulce no entre en contacto con la herida, durante al menos 15 minutos. Se podrá repetir la misma operación si no cediese el dolor, despues de otros 15 minutos.

Documento avalado por:
Clínica Universitaria. Universidad de Navarra

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694