Evitar el estrés

Fecha actualización: 08/05/2008
Cristina Sánchez Ceballos.
Psicóloga

¿Qué es el estrés?

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

El estrés no se puede considerar en principio como una enfermedad sino como la respuesta, tanto física como mental, a las adaptaciones y ajustes del ser humano a los diversos acontecimientos vitales.

Cualquier suceso que genere una respuesta emocional, puede causar estrés; esto incluye tanto situaciones positivas (el nacimiento de un hijo) como negativas (pérdida de empleo). El estrés es siempre una respuesta de carácter fisiológico; ante un agente estresor, externo o interno, se produce una segregación de hormonas que producirán cambios a distancia en diversas partes del organismo.

Este fenómeno es un particular mecanismo de defensa que puede transformarse en un medio de autodestrucción, si permitimos que nos sobrepase y no lo manejamos de forma eficaz.

¿Por qué nos estresamos?

Se tiende a creer que el estrés es consecuencia de situaciones externas a nosotros, pero en realidad se trata de un proceso en el que interaccionan las circunstancias del entorno y nuestras respuestas cognitivas, emocionales y físicas. Es decir, que suele ser nuestra interpretación lo que potencia una reacción negativa de estrés, más que la situación a la que nos enfrentamos.

Podemos dividir en clases las causas del estrés:

  1. Fisiológicas: en ocasiones las enfermedades del cuerpo aumentan la tensión interior de la persona produciendo una reacción negativa en el campo emocional.
  2. Psicológicas: crisis vitales por acontecimientos importantes, relaciones personales conflictivas, condiciones laborales frustrantes, etc.
  3. Sociales: cambios sociales inevitables que suponen nuevas metas a alcanzar.

Sin embargo, esto sólo nos proporcionará una idea aproximada, ya que es la combinación de agentes de diversa procedencia lo que acaba provocando respuestas excesivas. Cualquier clasificación es incompleta ya que todas las posibles causas interactúan entre sí produciendo otra combinación causal que también deberíamos incluir y así hasta el infinito.

¿Cómo se manifiesta el estrés?

El estrés se puede manifestar a través de:

  • Emociones/Pensamientos: ansiedad, carácter irritable, inestabilidad del ánimo, dificultad para concentrarse, excesiva autocrítica, olvidos.
  • Conductas: reacciones impulsivas, trato brusco a los demás, aumento del consumo de tabaco o alcohol, aumento o disminución del apetito.
  • Síntomas físicos: manos frías o sudorosas, molestias de espalda o cuello, alteraciones del sueño, dolor de cabeza, fatiga, problemas digestivos.

¿Cómo podemos prevenir el estrés?

No podemos vivir sin estrés, pero afortunadamente hay medios de poder hacerle frente y vivir con mayor serenidad. Estas estrategias pueden ayudarte:

  1. Incorpora alguna práctica relajante. Busca actividades para renovarte física y psicológicamente: descanso, actividades de ocio, técnicas de relajación, actividades físicas como andar o nadar.
  2. Cuida tu alimentación. Mantén una dieta saludable y evita el abuso de cafeína y alcohol.
  3. Distingue entre lo que ‘puedes hacer’ y lo que ‘no puedes hacer’; todos tenemos límites.
  4. Prioriza tus actividades para poder gestionar tu tiempo de forma más eficaz.
  5. Aprende a contar lo que te pasa.
  6. Date permiso para decir ‘no’ y para sentir lo que sientes.
  7. Proponte metas realistas y realizables.
  8. Procura un equilibrio entre las obligaciones y los placeres.
  9. Refuérzate cuando consigas alcanzar un objetivo.
  10. Si quieres realizar cambios, es mejor empezar por aquellos que sean más pequeños. Recuerda que es más fácil añadir nuevas conductas que eliminar antiguas.
  11. Descubre y expresa tus sentimientos: expresa lo que sientes sin hacer daño a los demás.

Tratamiento

Si los síntomas de estrés persisten durante varias semanas, es posible que necesites una evaluación médica y psicoterapia de apoyo para aprender nuevas técnicas que te permitan dominar la situación.

Información relacionada

Tratar la psoriasis

La psoriasis no tiene cura, es una enfermedad crónica o de larga duración. Sin embargo, además de mantener una dieta sana, hacer ejercicio y dejar de fumar, hay un amplio número de tratamientos eficaces para mantenerla controlada

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se caracteriza por zonas de piel engrosadas y escamosas de color rojo que se denominan con el nombre de placas

Cómo cuidar tu mente

Mantener la mente activa en la vida cotidiana prepara al cerebro para contrarrestar los efectos del envejecimiento y poder hacer frente a su posible deterioro.

La piel en verano

La ventaja más segura para exponernos al sol es contar con una piel sana, una adecuada protección antes, durante y después del bronceado, y hacerlo con la convicción y el conocimiento de que los peores enemigos de nuestra piel son los rayos solares, el paso del tiempo y las carencias hormonales.

Las caras del estrés

El estrés, según el Diccionario de la Lengua Española, es un término exclusivamente médico definido como la situación de un individuo o de alguno de sus órganos o aparatos que, por exigir de ellos un rendimiento superior al normal, los pone en riesgo próximo de enfermar.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2019 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2020.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694