Cómo cuidar tu mente

Fecha actualización: 25/03/2004
Dra. Ana Frank García
Servicio de Neurología
Hospital Universitario La Paz

1. Gimnasia mental: ¡Mantén tu cerebro “en forma”!

Mantener la mente activa en la vida cotidiana prepara al cerebro para contrarrestar los efectos del envejecimiento y poder hacer frente a su posible deterioro. Con independencia del trabajo que desempeñes (en el hogar o fuera de él) y sin que importe tu edad ni tu grado de escolarización, intenta mantener despierta tu mente, no te dejes adocenar.

2. Ejercicio físico: Un excelente aliado

Practicar con regularidad ejercicio físico activo (correr, danzar, nadar o simplemente pasear) adecuado a tus condiciones de salud y a tu edad, ayuda a prevenir no sólo la obesidad, la artrosis, la osteoporosis, las enfermedades del corazón, de la circulación, sino también contribuye a mantener una mente sana. Resérvate al menos media hora diaria para poder practicar, sin nada que se interponga, el ejercicio activo que elijas.

3. Actividad social: La mejor manera de participar activamente en tu mundo

Interesarte por las cosas que ocurren a tu alrededor, en tu barrio, en tu municipio, en tu comunidad, en tu país, en otros países lejanos y exóticos, en tu mundo... Es una manera de poder participar activamente en ellas y ser la/el protagonista principal de tu propia existencia. Busca amistades, charla con tu vecina, atrévete a organizar una fiesta, asiste a conferencias y espectáculos, ríe.

4. Recogimiento personal: Busca tu propia compañía y enfréntate al estrés

Lamentablemente el mundo en el que nos ha tocado vivir es una fuente permanente de estrés que genera ansiedad, frustración y deteriora la salud física y mental. Aún sabiéndolo, muchas veces es imposible modificar el entorno para que este enemigo deje de acosarnos. Reclama un tiempo de intimidad en el que poder meditar, relajarte o, simplemente, “desconectar”. ¡Estás en tu derecho!

5. Desterrar hábitos nocivos: Nunca es tarde para dejar de fumar

Tabaco, alcohol, drogas, abuso de fármacos, sedentarismo, etc. son enemigos que siempre van a pasarte factura. En tu mano está declararlos desterrados de tu vida. ¡Anímate si no lo has hecho aún! Nunca es tarde para dejar de fumar, para replantearte un estilo de vida saludable. Dijo el poeta Antonio Machado: “...mas el doctor no sabía que hoy es siempre todavía”.

6. Alimentación adecuada: La nutrición es un elemento decisivo para conservar la salud del cuerpo y de la mente

La dieta es una fuente tanto de salud como de enfermedad dependiendo de cuáles sean los ingredientes que la compongan. Una dieta desequilibrada afecta también a la salud de nuestro cerebro. Aprende qué es lo que entendemos por una “dieta sana y equilibrada” y ponla en práctica en tu hogar. Te beneficiarás tú y beneficiarás a toda tu familia. Así contribuirás a fomentar la salud.

7. Controlar factores de riesgo: Es fundamental controlar los factores de riesgo cardio y cerebrovasculares

La tensión arterial alta, el colesterol aumentado y la glucosa elevada son tres grandes traidores que, en silencio y taimadamente, contribuyen sin piedad al deterioro físico y mental. Controla periódicamente tus cifras de tensión arterial y tus niveles de colesterol y azúcar en sangre.

8. No hacer el avestruz: Pretender eliminar un problema ignorándolo, no afrontándolo, no lo soluciona, lo agrava

En todo caso, esta estrategia -la del avestruz- sólo sirve para que el problema crezca y llegue un momento en que ya no tenga solución. Si percibes que tu mente no es la que fue, o que un familiar tuyo empieza a tener problemas de memoria, o tu estilo de vida no es sano o tus hábitos -nocivos- están tan arraigados que es difícil desterrarlos, plantéate pedir consejo. Busca la raíz del problema y enfréntate a él.

9. Elegir buenos profesionales de la salud en los que confiar:

Poder confiar en tu médico de atención primaria, en tus especialistas o diplomados en enfermería (DUE), es un elemento clave para cuidar y proteger tu salud y para cumplir adecuadamente los tratamientos que necesitéis tú y tu familia. En ocasiones, por diversos motivos (excesiva presión asistencial, falta de medios físicos, ausencia de incentivación profesional) los profesionales de la salud no pueden darte lo mejor de sí mismos, aunque ellos así lo querrían y podrían hacerlo (si sus condiciones de trabajo mejorasen). Reclama a las Instituciones tu derecho a elegir excelentes profesionales de la salud.

10. Contacto con asociaciones de familiares:

Las Asociaciones de Familiares de Alzheimer desarrollan con entusiasmo programas de información sobre esta enfermedad y cómo hacer frente a sus consecuencias. Reclaman que se cubran grandes necesidades sociales como, por ejemplo, que haya suficientes Centros de Día, ayudas a domicilio... etc. Aunque ninguno de tus seres queridos haya contraído la enfermedad, y con mayor motivo si lo ha hecho, únete a una asociación y serás parte activa en la lucha contra el Alzheimer y otras demencias y, al mismo tiempo, podrás beneficiarte de un gran apoyo.

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2017 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2018.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694