Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

Fecha actualización: 08/05/2007

Equipo de Enfermería de la 6ª II y 6ª III planta
Clínica Universitaria de Navarra Equipo de Enfermería de la 6ª II y 6ª III planta
CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA

Introducción

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer. En España, la incidencia de un carcinoma de este tipo se puede cifrar en 4 ó 5 por cada cien mujeres. Además, de cada cien cánceres de mama, 99 asientan en la población femenina, mientras que uno se presenta en varón.

Para este tipo de tumor se cuenta con varias armas terapéuticas como son: Cirugía, Radioterapia, Quimioterapia y Tratamiento Hormonal.

Unas tienen un campo de acción local o regional, como ocurre con la cirugía y la radioterapia cuyo objetivo es erradicar la enfermedad mediante una acción directa sobre la mama y en algunos casos sobre los ganglios linfáticos cercanos.

En cambio, el tratamiento hormonal y la quimioterapia extienden su acción a todo el organismo y son generalmente complemento de las primeras.

El tipo y la extensión de la cirugía de la mama dependen del tamaño del cáncer. Siempre que se puede se utiliza la cirugía conservadora de la mama con o sin extirpación de los ganglios linfáticos. Sin embargo, en otras ocasiones es necesario la extirpación de todo el tejido mamario con ganglios de la axila y a veces, incluso el músculo pectoral menor.

La extirpación de estos ganglios puede dificultar el drenaje linfático normal del brazo, favoreciendo la aparición posterior de edema (hinchazón), en gran medida.

Recomendaciones generales

Existen unas instrucciones y medidas, relativas a los cuidados del brazo después de la extirpación de estos ganglios que son esenciales para, en primer lugar, recuperar la movilidad del hombro que en ocasiones puede verse afectada, y, a su vez, prevenir posibles complicaciones posteriores como limitación de la amplitud de movimientos, infecciones del brazo, edema, etc.

Estas recomendaciones y ejercicios se deben realizar de forma precoz y progresiva, sobre el brazo y hombro correspondiente a la axila intervenida.

recomendaciones generales: imágen de los ejercicios descritos debajo
  1. Brazos en cruz y en la nuca.
  2. Elevación y separación de los brazos con ayuda de un bastón
  3. Trepado de frente y de perfil
  4. Acción de subir una persiana
  5. Mano a la oreja contraria (por encima de la cabeza y sin ladearla)
  6. Intención de atarse el sujetador y el delantal
  7. Secar la espalda con la toalla (alternando brazos)
  8. Rotación del hombro con el brazo extendido describiendo círculos

Ejercicios de rehabilitación

Se deben realizar progresivamente después de la intervención quirúrgica, para recuperar la movilidad normal del hombro.

Medidas higiénicas

  • Debe procurar, mientras esté sentada, mantener el brazo apoyado en alto.
  • Evite llevar el brazo colgando, especialmente con algún peso.
  • Procure no dormir sobre el brazo operado.
  • Evite cualquier sobrecarga o esfuerzo con ese brazo.
  • Cuide de forma meticulosa la piel (jabón neutro, cremas hidratantes...).
  • Procure depilarse con crema o de forma eléctrica.
  • Debe ser cuidadosa al cortarse las uñas y hacer la manicura.
  • Evite la aplicación de irritantes (colonias, desodorantes con alcohol, etc.).
  • No utilice objetos que compriman (anillos, pulseras, reloj, mangas prietas...).
  • Utilice un sujetador de tirante ancho, evitando la presión sobre el hombro.
  • Evite las extracciones de sangre en ese brazo.
  • Utilice dedal al coser.
  • Evite el calor sobre el brazo: sol, horno, plancha, agua caliente, etc.

Deportes y ocio

  • En la playa o el campo, utilice alta protección solar: evite las altas temperaturas.
  • Tenga cuidado con las plantas espinosas y las picaduras de insectos.
  • Evite deportes que requieran movimientos bruscos con el brazo (tenis, golf, judo...).
  • Es recomendable la práctica de la natación.

Si se produce cualquier herida o picadura de insecto, debe aplicarse urgentemente un antiséptico sobre ella y extremar las medidas anteriores.

Si a pesar de estos cuidados aparecieran signos inflamatorios (enrojecimiento, calor, hinchazón en alguna zona del brazo), comuníqueselo o acuda a su médico.

Alimentación

  • Es libre y debe ser variada, evitando el sobrepeso y el exceso de sal.

Prótesis mamarias externas

Existen prótesis compuestas de materiales que, siendo resistentes, se parecen cada vez más a la mama normal. Las más utilizadas son las de silicona, que ofrecen una buena tolerancia: son de forma y peso variable y resisten el calor solar y el agua, permitiendo los baños.

La prótesis, después de mastectomía, será inicialmente de algodón, pasando posteriormente a una más pesada, de silicona.

En comercios especializados, existen prendas adaptadas a las prótesis mamarias externas.

Documento avalado por:
Clínica Universitaria. Universidad de Navarra

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Nutrición en la edad escolar

El periodo escolar comienza a los 6 años, momento en el que el niño inicia la escuela, y termina con la aparición de los caracteres sexuales secundarios (comienzo de la pubertad), generalmente hacia los 12 años, aunque este momento puede variar, por alargarse en algunos niños la etapa prepuberal y por las diferencias que existen entre los niños y niñas en cuanto al inicio de la pubertad.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2017 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2018.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694