Consejos para la mujer embarazada

Fecha actualización: 07/09/2007

Departamento de Ginecología y Obstetricia
CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA

Visitas prenatales

En cuanto tenga certeza de que está embarazada es recomendable ponerse en contacto con la consulta de Obstetricia.

La primera visita debe realizarse dentro del primer trimestre. Se realizará una visita de seguimiento, aproximadamente, cada 4-6 semanas, hasta llegar al final del embarazo, momento en el que se le atenderá semanalmente. Será su propio obstetra el que le indicará el calendario a seguir.

Es necesario acudir a clases de Educación maternal, que incluye la preparación al parto, donde se le facilitará toda la información necesaria para que se desarrolle de la mejor forma posible, habrá que acudir alrededor del tercer trimestre.

Cuidados para la salud materno-infantil

Esta serie de autocuidados tienen como objetivo elevar el nivel de salud en la mujer embarazada y en su hijo:

  1. Si es fumadora, puede ser una buena ocasión para dejar de fumar. Si no pudiera alcanzar este objetivo intente al menos no superar la cantidad de cinco cigarrillos al día.
  2. Evite el abuso de bebidas alcohólicas y no tome medicamentos sin recomendación médica.
  3. Si necesita realizar algún viaje, siempre y cuando no haya ninguna contraindicación expresa, escoja el medio de locomoción más cómodo. En caso de utilizar el coche, se aconseja la colocación del cinturón de seguridad de manera que no oprima el abdomen, haciendo que pase por encima o por debajo. También es aconsejable realizar pequeñas pausas durante el viaje (cada dos horas aproximadamente), con el fin de pasear un poco y tomar algún tipo de alimento más o menos ligero. Estas indicaciones intentan favorecer la circulación sanguínea sobre todo de las piernas y evitar periodos prolongados de ayuno.
  4. Hay que evitar el sobrepeso (lo que podría dificultar el parto).

Alimentación

  1. Es necesario tomar alimentos que faciliten el crecimiento y desarrollo de su hijo.
  2. La alimentación debe ser equilibrada y ordenada. Ponga especial atención a la calidad de las comidas, ya que la cantidad apenas se verá modificada. En cuanto a la frecuencia, es mejor una distribución de cinco comidas al día.
  3. Elija la forma de cocción, siempre que sea posible. Evite las frituras. Ingiera alimentos hervidos, al vapor o a la plancha. Use condimentos naturales como el ajo, la cebolla o el limón.
  4. Elija aquellos productos que no hayan sufrido excesivos procesos de preparación o elaboración. Son preferibles los alimentos en sus formas naturales. Cada día se aconseja tomar verduras, fruta, carne o pescado.
  5. Se recomienda la ingesta semanal de legumbres en pequeña cantidad. Varias veces por semana habrá que tomar cereales, si son integrales mejorarán el posible estreñimiento.
  6. Siempre que no hay inconveniente habrá que ingerir aproximadamente 1 litro de leche o derivados lácteos.
  7. Se recomienda beber de 1 a 2 litros, preferentemente agua o zumos naturales. Habrá que limitar las bebidas gaseosas, bebidas estimulantes...

Actividad física

  1. Se realizará una actividad normal, sin realizar trabajos excesivamente pesados ni levantar pesos.
  2. Si su trabajo exigiera permanecer mucho tiempo de pie intente descansar a menudo.
  3. Si en su trabajo debe permanecer mucho tiempo sentada, procure levantarse y dar pequeños paseos, esto evitará la aparición de hinchazón de los tobillos.
  4. Cuando permanezca sentada procure que la espalda esté bien apoyada contra una superficie dura
  5. Si quiere practicar deporte no existe ningún impedimento, únicamente habrá que adaptarlo a la nueva situación. Conviene que el ejercicio sea lento y progresivo en base a ejercicios rítmicos. Es aconsejable la marcha (20 minutos diarios) y la natación.

Higiene y arreglo personal

  1. Es importante procurar una correcta higiene bucal. Las encías durante el embarazo son más frágiles y sangran con relativa frecuencia. También se puede notar un aumento de la salivación, por lo que se aconsejan lavados de boca después de las comidas con un cepillo de cerdas suaves. Además una visita al dentista al principio del embarazo nos ayudará a prevenir pequeños problemas, frecuentes durante la gestación.
  2. Con respecto a la higiene general, son preferibles las duchas a los baños y siempre a temperaturas suaves. Durante los embarazos la sudoración tiende a aumentar por lo que será conveniente las duchas diarias. A continuación hidrate bien la piel, no utilice desodorantes con alcohol ni jabones excesivamente fuertes. Los pechos no necesitarán cuidados adicionales.
  3. Los vestidos deben ser amplios y cómodos, sin oprimir. La ropa interior se aconseja que sea de algodón o fibras naturales, ya que favorecen la transpiración corporal. Las medias es conveniente que sean hasta la cintura, autoajustables y elásticas, de tal manera que favorezcan la circulación venosa. Si lleva calcetines evite que sean excesivamente ajustados, sobre todo a nivel de la rodilla.
  4. No utilice fajas, salvo en aquellos casos en que esté indicada. Si es necesaria se utilizará una faja específica para embarazadas.
  5. Los sujetadores se irán adaptando a los cambios del pecho, conforme vaya aumentando de volumen.
  6. No utilice zapatos ni excesivamente altos ni totalmente planos.

Sueño y descanso

Durante los primeros meses del embarazo, debido a los cambios hormonales que se producen en el organismo, es habitual encontrarse cansada, con sueño y con cierta labilidad emocional.

Posteriormente a medida que transcurre el embarazo, la necesidad de descanso también se verá incrementada, por lo que ser recomienda realizar un descanso nocturno de unas 8 horas como mínimo.

Durante el día se intentará descansar después de las comidas, para que las digestiones no se hagan excesivamente pesadas. Es estos periodos no es necesario acostarse sino que basta con estar sentada, relajada y con las piernas un poco elevadas.

Relación-comunicación

Las relaciones sexuales podrán mantenerse con normalidad, siempre y cuando no haya contraindicaciones, en cuyo caso se le deberá informar.

Es importante que se mantenga una comunicación muy fluida entre los miembros de la pareja y los hijos, ya que, en estos momentos, se hace necesario compartir experiencias, sentimientos y sensaciones. Esta comunicación incluirá también al hijo que va a nacer. Cada vez más se está comprobando los beneficios que se pueden obtener si durante la vida fetal se produce este tipo de estímulos.

Estrés

Procure estar relajada y ante las situaciones de mayor estrés o nerviosismo, que no se hayan podido evitar, aplique los métodos de relajación que le enseñarán en las clases de preparación al parto.

Molestias comunes durante el embarazo

  • Ardores en el estómago: evite comer demasiado. Suprima los alimentos ricos en grasa, excesivamente pesados de digerir. Tome pequeñas cantidades, aumentando su frecuencia. Cocine los alimentos a la plancha. Ingiera verduras, frutas y todos los derivados lácteos. Coma despacio y mastique bien los alimentos.
  • Vómitos o naúseas: antes de levantarse tome algún alimento sólido, por ejemplo frutos secos, y permanezca recostada unos instantes.
  • Estreñimiento: tome fruta por la mañana (kiwi, ciruelas, naranjas o cualquier otra fruta con piel). Es preferible la fruta que los zumos, ya que éstos no contienen fibra. Camine entre 20-30 minutos al día y aumente la ingestión de agua.
  • Hemorroides: aparecen por la presión que ejerce la cabeza fetal y más frecuentemente cuando se tiene tendencia al estreñimiento. Se aconsejan baños de asiento con agua templada, varias veces al día. Si con esta medida no aliviara este problema, consúltelo para que se le indique un tratamiento específico.
  • Edemas: evite las aguas minerales ricas en sodio, así como los alimentos excesivamente salados. Reduzca los hidratos de carbono, como el pan, cereales etc. Repose en posición horizontal y en lateral izquierdo, preferentemente.
  • Varices: descanse siempre con las piernas elevadas. Haga ejercicios circulatorios de pies y camine de forma regular durante una hora al día.
  • Lumbalgias: Aparecen con frecuencia durante el embarazo y se suelen incrementar en el periodo final. Se aconseja evitar malas posturas, no levantar pesos, levantar pesos, agacharse flexionando las piernas sin doblar el tronco. Suelen aliviarse con la aplicación de calor seco, reposo y masajes. Si ya ha aprendido a relajarse, adopte mientras realice los ejercicios una postura que le ayude a aliviar el dolor de la zona lumbar.
  • Flujo vaginal: si apareciera flujo vaginal que por sus características le llega a producir picor o escozor, no olvide comentarlo en cuanto le sea posible por si se tratara de una infección. Si así fuera, además del tratamiento, resultarían aliviantes los baños tibios de asiento, los lavados con jabones neutro y el uso y cambio frecuente de compresas.

Si experimenta dolor de cabeza intenso, alteración de la visión, aumento excesivo de peso, hinchazón de piernas, cara o manos, o hemorragia vaginal, acuda sin demora a la consulta.

Documento avalado por:
Clínica Universitaria. Universidad de Navarra

Información relacionada

Evitar el estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. Podemos entenderlo como una sobrecarga para el individuo, que depende tanto de las demandas de la situación  como de los recursos con los que cuenta el individuo para afrontar dicha situación.

Posición lateral de seguridad

La posición lateral de seguridad o de recuperación se usa en caso de que el paciente se halle inconsciente con presencia de respiración y pulso.

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras que se realizan para asegurar el aporte de sangre oxigenada al cerebro. Es fundamental que se realice de una manera rápida, exacta y eficaz.

Cuidados después de cirugía de la mama y de la axila

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico describe el paso de contenido desde el estómago al esófago.

Consejos para un paciente crónico encamado

Son zonas que hay que cuidar y vigilar, ya que ante casos de inmovilidad pueden aparecer úlceras por decúbito, si la presión en esas zonas es prolongada.

Trastornos más frecuentes de la alimentación en la edad escolar

En esta etapa los trastornos que con mas frecuencia podemos observar en la alimentación del niño son el aumento de apetito que se observa en ocasiones en algunos escolares y que si no se controla la ingesta sobretodo en lo que se refiere a la calidad de los alimentos puede ser el origen de una obesidad.

Nutrición y lactancia

Se entiende por lactancia el primer periodo de la vida que comprende varios meses durante los cuales el recién nacido se alimenta única y exclusivamente de la leche materna.

Nutrición y embarazo

En la mujer embarazada y en el período de lactancia existe un cambio en los requerimientos de energía, proteínas, vitaminas y minerales, orientadas al desarrollo fetal óptimo y a la posterior producción de entre 500-700 cm3 leche/día de alto valor energético y de micronutrientes.

Nutrición en la infancia

Las necesidades de la población infantil están condicionadas por la etapa de crecimiento, el desarrollo de los huesos, dientes, músculos, etc. Las necesidades energético-proteicas son elevadas, más elevadas que los adultos.

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694