Tratamiento

Los objetivos en el tratamiento de la AR son:

  • Reducir el dolor y la inflamación
  • Reducir el número de brotes o episodios de enfermedad
  • Prevenir la aparición del daño estructural o controlar su progresión
  • Mejorar o mantener una buena calidad de vida en los pacientes

Tu reumatólogo es quién mejor te puede informar sobre cada tipo de tratamiento. Habla con él y pregúntale todas tus dudas. Sé totalmente sincero con tu médico.

Comunícale los progresos que sientes con la medicación o si sigues con limitaciones.

Entre los dos encontraréis el mejor tratamiento para ti. Si tus síntomas no mejoran, comunícaselo lo antes posible.

Los distintos tipos de tratamiento son:

AIJ-tratamiento

Fármacos Sintéticos Modificadores de la Enfermedad (FAME)

Los FAME suelen ser el primer escalón de tratamiento tras el diagnóstico de la enfermedad. Controlan los síntomas y la inflamación, y reducen el número de brotes, controlando la evolución de la enfermedad. El más frecuente es el metotrexato. Es efectivo y mejora los síntomas de la Artritis Reumatoide.

Fármacos Biológicos Modificadores de la Enfermedad

Son tratamientos más novedosos para la AR, se utilizan en aquellos casos en los que el tratamiento con Metotrexato u otros FAME no ha sido suficiente para mejorar los síntomas de la enfermedad o cuando los FAME sintéticos no son bien tolerados.

Los medicamentos biológicos son una opción prometedora en el tratamiento de la Artritis Reumatoide. Reducen la inflamación tanto en las articulaciones como en el resto del organismo, aliviando el dolor y, sobre todo, frenando el avance de la enfermedad.

En muchos casos, permitirán conseguir el objetivo perseguido con el tratamiento: evitar los síntomas y detener el avance de la enfermedad.

AIJ-tratamiento

Consejos

Vigila tu peso

El exceso de peso será una carga extra para tus caderas y rodillas. Tu médico puede aconsejarte alguna dieta.

Haz ejercicio con regularidad

Algunos ejercicios mejoran tu movilidad, fuerza y resistencia. Debes adaptar el ejercicio a tu situación concreta y al estado de tu enfermedad, haz ejercicios suaves y evita sobreesfuerzos, sobre todo si tienes un brote de artritis o inflamación

No fumes

El tabaco empeora la enfermedad y puede hacer que el tratamiento no sea tan exitoso.

Organízate

Evita esfuerzos colocando a mano los objetos que utilices frecuentemente.

Tómatelo con calma

Si fuerzas mucho tu organismo, tardarás días en recuperarte. En cuanto notes cansancio tómate unos minutos de descanso.

Aprende a pedir ayuda

No te sientas mal por ello.

No fuerces tus articulaciones

Existen ayudas técnicas que puedes usar si las necesitas.

Viajar con Artritis Reumatoide:

  • Planificación ante todo
  • Haz las reservas con la suficiente antelación como para asegurarte de que tus necesidades estarán cubiertas.
  • Embarcar temprano te evitará los inconvenientes de la masificación posterior.
  • ¡No te olvides! Lleva tus medicinas en un bolso de mano ligero. Ten en cuenta los requisitos de conservación, puede que necesiten refrigeración.
  • Utiliza maletas ligeras con ruedas y no las cargues demasiado.
  • Mueve tus articulaciones durante el viaje.
  • Tener un informe médico actualizado de tu enfermedad y tratamiento será muy útil.

Hablar del tema puede ayudarte

Si eres directo y sincero los demás sabrán qué te pasa, lo que necesitas y cómo pueden ayudarte.

De esta manera, te será más fácil mantener a tu familia, pareja y amistades cerca de ti. Además, tendrá efectos beneficiosos en tu estado físico y anímico.

Sobre todo, vive en positivo

Una actitud positiva, incluso ante las adversidades, te ayuda a tener mejores habilidades físicas y mentales y a disfrutar tu vida con mayor plenitud.

Ríe todo lo que puedas y mantén tu sentido del humor: está demostrado científicamente que la risa ayuda a disminuir el dolor y fortalece el sistema inmune.

Si la Artritis Reumatoide te está afectando emocionalmente, cuéntaselo al psicólogo o busca apoyo en las asociaciones de pacientes: podrás contactar con otras personas en tu misma situación.

AR-consejos

MSC 134. Julio 2018

Pfizer: Trabajando juntos por un mundo más sano
La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente. Todos los contenidos aquí publicados han sido revisados por procedimiento establecido en Pfizer que incluye revisión médica, de calidad y legal si procede. La información facilitada en este sitio tiene fines publicitarios (para profesionales de la salud) así como fines informativos y educativos sobre innovación y desarrollo en el cuidado de la salud.

Los datos personales de los profesionales sanitarios con los que realicemos transferencias de valor a su favor a partir del día 1 de enero de 2017 aparecerán publicados en nuestra página web a partir del mes de junio del año 2018.

Este sitio web utiliza Google Analytics para analizar las visitas al sitio web y así mejorar sus contenidos. Para más información sobre la política de privacidad de Google Analytics, visite el siguiente enlace: https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html

Avda. Europa, 20-B. Parque Empresarial La Moraleja. 28108 Alcobendas. Madrid. España. Tel. +34 91 490 99 00
Pfizer, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al T. 5924 de la sección 8ª del Libro de Sociedades O, Folio 103, Hoja M-96901. N.I.F. B-28/089225
Pfizer GEP, S.L.U. Inscrita en R.M. de Madrid al, T. 20-485 del Libro de Sociedades, Folio 109, Hoja M-362.501, inscripción1ª N.I.F. B-84118694